DIARIO DE VIAJE DEL 16 DE AGOSTO AL 5 DE SEPTIEMBRE

El Parque Provincial Urugua-i, es el mas grande de la provincia de Misiones con una selva salvaje y prístina que al contrario de muchos otros parques, no fue tan asechada por el obraje maderero. Acá aun anida la enorme y poderosa Aguila Harpía, dueña del techo de la selva desde el cual se lanza para cazar su presa preferida, los monos.

La selva pertenece a la noche: cuando atardece el bosque resuena con miles de sonidos, chirridos, piídos, aullidos e otros sonidos inclasificables… Había solo que esperar para ver las corzuelas, venados y tapires, buscando los frutos de las palmeras del pindó o badeando el arroyo Uruzú. Algo problemáticas fueron las abejas (Jasmine se trago dos, y le picaron dos mas) y los diminutos mosquitos llamados m’barigüí que la picarn tantas veces que terminó con la cara llena de granitos como una adolescente (razón por la cual no se han publicado fotos de ella últimamente)Después de 10 días en la selva con tantos bichos, Jasmine tuvo que ser internada de urgencia en el spa del Loi-Suites hotel de Iguazú, donde le hicieron un increíble facial de yerba mate (exfoliante, calmante, astringente), mientras Daniel disfrutaba de unos mates sobre la pileta tropical. Pronto nos sentimos como nuevos… listos para el próximo encuentro cercano con la selva en el Parque Nacional Iguazú.Llegamos justo en tiempo para ver como salía la luna llena sobre la “garganta del diablo”, una experiencia inolvidable y sobrecogedora, que pudimos disfrutar completamente solos, gracias a unos permisos especiales que nos otorgó el parque para filmar y fotografiar.Este parque esta lleno de coatíes, que se mueven en grandes manadas, se pelean con los monos y son muy golosos, se meten en los tachos de basura, siguen a los turistas, y uno de ellos hasta probó el mate que estábamos tomando!!Lo mas increíble fueron los colores de los pájaros, desde los surucuá y hasta los carpinteros de copete amarillo y copete colorado y por supuesto los tucanes con sus enormes picos multicolor.Un día fuimos a Guira-Oga, un santuario para aves y mamíferos heridos. Había dos crías huérfanas de oso melero, o “tamandua” , el pariente arbícola del oso hormiguero que se colgaban de los brazos de Daniel con sus colas prensiles.En nuestra búsqueda por siempre nuevas experiencias con el mate, escuchamos de una posada en la selva, sobre las barrancas del río Paraná: Puerto Bemberg. En los años 40 este fue el lugar de la mas gran producción de mate en el mundo. Ya no cultivan la yerba, pero sigue siendo una inspiración para los tartar-nietos de estos pioneros que hoy manejan la posada. Junto con Juan Manuel pudimos probar una créme brulée de yerba mate (especie de crema inglesa espesa con una capa de azúcar quemada) un delicioso helado de crema de mate, en un mangrullo por encima del río Paraná, en frente del Paraguay, y debajo de nosotros la selva pura…que lugar!

Compartilo:
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Add to favorites
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Live
  • Digg
  • Meneame
  • Technorati
  • Netvibes
  • Reddit
  • StumbleUpon
This entry was posted in Mate Expedition. Bookmark the permalink.

Comments are closed.