DIARIO DE VIAJE DEL 4 A 18 DE JULIO

Gracias a la Expedición del Mate en estas ultimas dos semanas hemos podido conocer el “corazón” de esta divina provincia, la amabilidad de su gente y su increíble fauna, y este es solo el comienzo!

A nuestra llegada a la ciudad Mercedes nos quedamos en el campo de Marisa y Enrique Lacour, quien es un correntino de pura cepa, y además el presidente de la Fundación Iberá, dedicada a la protección de la fauna y los recursos naturales de la provincia. Me llevó a ver la Piedra del Itá Pucú, que queda en el campo lindero. Esta enorme roca domina toda la planicie  y es el símbolo de la ciudad de Mercedes. Según la creencia popular la “Piedra” crece ya que muchos la han visitado años antes y lo vuelven a hacer ahora teniendo mucha diferencia de altura.

Al día siguiente fue la fiesta de la ciudad de Mercedes y desfilaron las tropillas y los gauchos – todos de gala. Lo que mas nos fascinó fueron los aperos de los caballos de plata y hechos a mano, y las polainas de colores que llevaban los gauchos . Muchos estaban vestidos o de colorado o de azul, símbolo de su afiliación política. También charlamos con los fieles del Gauchito Gil, el santuario del cual esta en las afueras de la ciudad y es lugar de una enorme celebración con 300,000 peregrinos el día de su muerte el 8 de enero.

Debo decir que pocas veces nos hemos entretenido tanto como estos días en Mercedes. Los amigos de Enrique son todos grandes cocineros y comimos unas delicias como carne cocinada en champagne y cerveza hasta que se derretía en la boca, mmmm que rico!! Además son unos grandes bailarines. No hubo cena que no terminó en baile y Daniel y yo no pudimos parar de sorprendernos con la calidez, la alegría, y las ganas de vivir de los Correntinos. Todo culminó en el 40 cumpleaños de Aníbal Parera, famoso biólogo quien fue en su momento presidente de la Fundación Vida Silvestre y ahora preside la Alianza para el Pastizal y Birdlife International. Allí nos encontramos con Francisco Erize, ex presidente de Parques Nacionales, y gran fotógrafo (sus fotos aparecen en los libros “Mamíferos de la Argentina” y “Parques Nacionales de la Argentina”). No me queda duda que no hay persona que tenga mas fotos de fauna silvestre de la Argentina que Francisco. Se ha pasado toda la vida encontrando los animales mas raros y apenas conocidos y debe ser el único que tiene imágenes de muchas especies, sobre todo las en peligro de extinción. Para nosotros fue fascinante de charlar con el, mate por medio, sobre todos los animales que queremos fotografiar y como podemos hacer para lograrlo. La fiesta duró de las 11 de la mañana hasta la medianoche! Nos pasamos la tarde mateando, comiendo tortas, y charlando, y todo culmino en un gran baile que duro 6 horas!!! Ya se imaginan como quedamos! Por suerte llovía y nos quedamos en la estancia de Enrique y Marisa hasta el día siguiente y pudimos descansar de tanto festejo.

El día siguiente partimos para los Esteros del Iberá. Nos encontramos con Yamil Diblanco, biólogo del CONICET quien estudia el hábitat y las costumbres de los osos hormigueros. Salimos a buscar dos osos – un macho y una hembra – que por suerte llevaban radio collares, porque si no, seguro no los ubicábamos nunca entre los altos pastizales. El macho dormía debajo de una especie de cactus. Cuando Daniel subió un árbol para poder fotografiarlo desde arriba, apenas abrió un ojo, y no se quiso despertar, según Yamil, por el gran frío que hacia. Lo gracioso fue que Daniel, una vez subido del árbol, no pudo bajar porque se encontró que estaba lleno de enormes espinas y no tenia como moverse de la rama de la cual estaba aferrado. Cuando llegamos a la osa hormiguera “Misty” nos encontramos con una gran sorpresa. Como había estado en cautiverio, estaba acostumbrada a los humanos, y no hubo caso de fotografiarla en su hábitat, porque se nos venia encima y nos olía con su larguísimo hocico y nos lamía con su pegajosa lengua que mide unos 60 cms! Fue graciosísimo y un encuentro muy conmovedor. Después de un rato se aburrió y salio a sacar termitas y hormigas, hasta que su cara estaba cubierta de grandes hormigas coloradas, pero no le parecía importar demasiado.

Nos quedamos unos días en casa de la bióloga Sofia Heinonen en la Colonia Carlos Pellegrini. Llovía tanto que no había manera de salir del pueblo, cinco días estuvimos con un frío Patagónico que nunca nos imaginamos por estos lares… Por suerte Elsa Güiraldes nos invitó a pasar los días en su divina Posada de la Laguna, que fue una de las primeras sobre la Laguna Iberá.  Ahí al lado del hogar, aprovechamos para ponernos al día con nuestro trabajo visual: clasificar imágenes, cortar los videos, y responder los mails, y por supuesto mirar al fuego tomando unos ricos mates… Cuando finalmente salió el sol nos encontramos con Máximo, quien trabaja para Elsa desde 13 años y sabe todo del lugar. Nos llevó a ver la fauna de la laguna, y ahí, en una sola tarde, tuvimos la suerte de poder sacar fotos de ciervos de los pantanos, yacarés, carpinchos, y una increíble boa amarilla la Curiyú que se estaba calentando al solcito sobre un nido de ramas en el agua.

A la mañana partimos a fotografiar las festividades de la Virgen del Itatí, patrona de Corrientes y Misiones. Nos acompañó Carlos Lezcano, periodista y anterior Subsecretario de Cultura quien nos explicó todo lo que estaba pasando. Lo que fue muy lindo y realmente diferente a cualquier celebración religiosa que he visto fue la peregrinación náutica: La Virgen del Itatí es llevada al río para encontrarse con la Virgen de Caacupé del Paraguay en el medio del Río Paraná. Las dos Vírgenes volvieron juntas y terminaron en una procesión y misa en la Catedral de Itatí. El día siguiente tuvimos una reunión con el Arquitecto Gabriel Romero, Secretario de Cultura de Corrientes. Con el armamos un calendario de eventos religiosos, culturales y otras festividades para fotografiar hasta mediados del 2011, para el libro de Jasmine “El Alma de la Mesopotamia”. También nos puso en contacto con el intendente del Parque Nacional Mburucuyá que es uno de los menos conocidos y visitados y queda al oeste de los Esteros del Iberá entre miles de palmeras yatay. Tantos lugares para visitar y taaan poco tiempo!!! Definitivamente vamos a volver muchas veces mas…

Recién llegamos al Iberá Lodge, donde nos instalamos otra vez en la Casita del Huerto que será nuestra base hasta fin de mes y desde donde esperamos explorar los esteros a fondo…..ya les contaremos….

Hasta la próxima,
Jasmine & Daniel

Compartilo:
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Add to favorites
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Live
  • Digg
  • Meneame
  • Technorati
  • Netvibes
  • Reddit
  • StumbleUpon
This entry was posted in Mate Expedition. Bookmark the permalink.

Comments are closed.