JASMINE EN EL NOTICIERO

Compartilo:
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Add to favorites
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Live
  • Digg
  • Meneame
  • Technorati
  • Netvibes
  • Reddit
  • StumbleUpon
Posted in Mate Expedition | Comments Off

PIONERO DEL MATE

Compartilo:
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Add to favorites
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Live
  • Digg
  • Meneame
  • Technorati
  • Netvibes
  • Reddit
  • StumbleUpon
Posted in Mate Expedition | Comments Off

CIENCIA EN EL VIVERO

Compartilo:
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Add to favorites
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Live
  • Digg
  • Meneame
  • Technorati
  • Netvibes
  • Reddit
  • StumbleUpon
Posted in Mate Expedition | Comments Off

SPA DE MATE

Compartilo:
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Add to favorites
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Live
  • Digg
  • Meneame
  • Technorati
  • Netvibes
  • Reddit
  • StumbleUpon
Posted in Mate Expedition | 2 Comments

MATE CULINARIO

Compartilo:
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Add to favorites
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Live
  • Digg
  • Meneame
  • Technorati
  • Netvibes
  • Reddit
  • StumbleUpon
Posted in Mate Expedition | Comments Off

DIARIO DE VIAJE DEL 16 DE AGOSTO AL 5 DE SEPTIEMBRE

El Parque Provincial Urugua-i, es el mas grande de la provincia de Misiones con una selva salvaje y prístina que al contrario de muchos otros parques, no fue tan asechada por el obraje maderero. Acá aun anida la enorme y poderosa Aguila Harpía, dueña del techo de la selva desde el cual se lanza para cazar su presa preferida, los monos.

La selva pertenece a la noche: cuando atardece el bosque resuena con miles de sonidos, chirridos, piídos, aullidos e otros sonidos inclasificables… Había solo que esperar para ver las corzuelas, venados y tapires, buscando los frutos de las palmeras del pindó o badeando el arroyo Uruzú. Algo problemáticas fueron las abejas (Jasmine se trago dos, y le picaron dos mas) y los diminutos mosquitos llamados m’barigüí que la picarn tantas veces que terminó con la cara llena de granitos como una adolescente (razón por la cual no se han publicado fotos de ella últimamente)Después de 10 días en la selva con tantos bichos, Jasmine tuvo que ser internada de urgencia en el spa del Loi-Suites hotel de Iguazú, donde le hicieron un increíble facial de yerba mate (exfoliante, calmante, astringente), mientras Daniel disfrutaba de unos mates sobre la pileta tropical. Pronto nos sentimos como nuevos… listos para el próximo encuentro cercano con la selva en el Parque Nacional Iguazú.Llegamos justo en tiempo para ver como salía la luna llena sobre la “garganta del diablo”, una experiencia inolvidable y sobrecogedora, que pudimos disfrutar completamente solos, gracias a unos permisos especiales que nos otorgó el parque para filmar y fotografiar.Este parque esta lleno de coatíes, que se mueven en grandes manadas, se pelean con los monos y son muy golosos, se meten en los tachos de basura, siguen a los turistas, y uno de ellos hasta probó el mate que estábamos tomando!!Lo mas increíble fueron los colores de los pájaros, desde los surucuá y hasta los carpinteros de copete amarillo y copete colorado y por supuesto los tucanes con sus enormes picos multicolor.Un día fuimos a Guira-Oga, un santuario para aves y mamíferos heridos. Había dos crías huérfanas de oso melero, o “tamandua” , el pariente arbícola del oso hormiguero que se colgaban de los brazos de Daniel con sus colas prensiles.En nuestra búsqueda por siempre nuevas experiencias con el mate, escuchamos de una posada en la selva, sobre las barrancas del río Paraná: Puerto Bemberg. En los años 40 este fue el lugar de la mas gran producción de mate en el mundo. Ya no cultivan la yerba, pero sigue siendo una inspiración para los tartar-nietos de estos pioneros que hoy manejan la posada. Junto con Juan Manuel pudimos probar una créme brulée de yerba mate (especie de crema inglesa espesa con una capa de azúcar quemada) un delicioso helado de crema de mate, en un mangrullo por encima del río Paraná, en frente del Paraguay, y debajo de nosotros la selva pura…que lugar!

Compartilo:
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Add to favorites
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Live
  • Digg
  • Meneame
  • Technorati
  • Netvibes
  • Reddit
  • StumbleUpon
Posted in Mate Expedition | Comments Off

UNA CEREMONIA SOCIAL

Compartilo:
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Add to favorites
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Live
  • Digg
  • Meneame
  • Technorati
  • Netvibes
  • Reddit
  • StumbleUpon
Posted in Mate Expedition | Comments Off

DON ENRIQUE, ECOLODGE EN MISIONES

Compartilo:
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Add to favorites
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Live
  • Digg
  • Meneame
  • Technorati
  • Netvibes
  • Reddit
  • StumbleUpon
Posted in Mate Expedition | Comments Off

MATE SALVAJE EN ESMERALDA

Compartilo:
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Add to favorites
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Live
  • Digg
  • Meneame
  • Technorati
  • Netvibes
  • Reddit
  • StumbleUpon
Posted in Mate Expedition | Comments Off

DIARIO DE VIAJE DEL 1 AL 15 DE AGOSTO

Camino a Misiones pasamos dos noches en Las Marías, donde presenciamos la cosecha y el secado de la yerba. No se pueden imaginar el delicioso perfume a yerba tostada que emanaba del secadero, los amantes del mate se volverían locos aquí! Brevemente nos abrieron el horno para poder ver como la hierba volaba por el aire secándose con el calor del fuego.

De ahí visitamos la Yerbatera del Nordeste en Aristóbulo del Valle. Cuando entramos vimos a un anciano inspeccionar la yerba que recién llegada. Era Don Ermengildo Ramírez quien tiene 90 años y trabaja en Las Marías desde los doce años cuando se quedo huérfano de padre y entro como cebador. Hoy es uno de los grandes expertas de yerba y revisa la calidad de la misma en todos los establecimientos del grupo. El mate es la pasión y la dedicación de su larga vida y cuando cuenta su historia sus ojos brillan de entusiasmo y felicidad. Es tal vez la persona mas contenta que hemos conocido en todo este viaje!

Finalmente comenzó la parte mas salvaje de nuestra expedición cuando nos adentramos en el corazón de la selva misionera. En el núcleo de la gran reserva de la biosfera Yabotí está Esmeralda una reserva estricta donde aparte de los guardaparques y algún biólogo no entra nadie. Pasamos las noches en un refugio entre los árboles arriba de un “barrero” donde los animales de la selva van a lamer la sal, el mejor lugar para avistar la fauna. No se pueden imaginar lo que se siente en la oscuridad total en el medio del bosque escuchando los extraños ruidos de la selva! La verdad da un poco de miedo porque no sabés que es lo que se esta acercando, podría bien ser el yaguareté cuyas enormes huellas vimos por el camino… De repente sentimos como algo grandese paró debajo de nosotros en la oscuridad y respiraba fuertemente. Que susto! Cuando después de unos eternos minutos el animal se metió en el barro dispare mi flash y ahí estaba un gran macho del elusivo tapir o “anta” como le dicen acá, de hábitos nocturnos el flash lo despabiló unos segundos y pude sacar tres fotos antes de que desapareciera en la oscuridad. Que momento!

De ahí tomamos la ruta 15 una de las menos transitadas de la provincia. Bordea la reserva Yaboti al sur del río homónimo pasando por el corazón de la selva misionera.  Después de encontrarnos con un solitario guardaparque en el parque Caá Yarí nunca mas vimos a nadie. La selva estaba llena de helechos y unas flores naranjas que enroscaban los árboles y colgaban de ellos como lianas. Grandes tucanes cruzaban la ruta y se perdían en las cimas de altísimos árboles llenos de helechos colgantes.  Lo que comenzó como un camino de tierra entre aldeas se iba haciendo siempre mas pequeño hasta parecer nada mas sendero que se iba perdiendo cada vez mas entre la tupida vegetación del bosque.

El camino terminó en Yeyí, una aldea de los Mbya-Guaraní cerca de Colonia La Flor. Unos pocos kilómetros más y llegamos a la tierra de los colonos alemanes: Plantaciones de yerba, ganado Cebú, y muchos niños de ojos azules y pelo rubio tan claro que parecía blanco en el sol. Fue un cambio muy brusco y casi chocante, pero esta mezcla de colores es típico de esta provincia.  Después de tantos días en la selva finalmente pudimos disfrutar algunos mimos y relax en Posada La Bonita de nuestro amigo Franco Martini, quien fue pionero poner un hotel en la zona de los saltos del Mocona. Franco encontró este lugar soñado a mediados de los ochenta, después de recorrer toda la provincia. Aquí, alrededor de un salto enorme, construyó  cuatro cabañas de piedra y madera en el medio del bosque.

El susurro de la cascada en el medio del bosque te acompaña hasta en el sueño y relaja como nada. Hacía muchísimo frío y nos pasamos los días jugando al ajedrez al lado de la chimenea. Cuando finalmente salió el sol bajamos al salto donde tomamos unos mates al borde del agua, el sol filtrándose entre la vegetación. Que ganas de volver en verano para pasar los días con “hidromasaje natural” en la pileta privada de la cascada de La Bonita…ahora sabemos porque se llama así!

Compartilo:
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Add to favorites
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Live
  • Digg
  • Meneame
  • Technorati
  • Netvibes
  • Reddit
  • StumbleUpon
Posted in Mate Expedition | Comments Off

LA FILOSOFIA DEL MATE

Compartilo:
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • Add to favorites
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Live
  • Digg
  • Meneame
  • Technorati
  • Netvibes
  • Reddit
  • StumbleUpon
Posted in Mate Expedition | 1 Comment